“Voces libres del pueblo” lanzó el “Foro por una comunicación democrática y popular” bajo la consigna de “derrotar al Neoliberalismo”

El colectivo de periodistas y comunicadores “Voces libres del pueblo” realizó en el día de hoy una interesante actividad, en la que participaron célebres personajes tanto en la disertación como en el sector de los espectadores. El evento se efectuó en el primer piso de la Federación Gráfica Bonaerense, en el día del periodista, donde Rodolfo Walsh realizó diversas reuniones de redacción de El Semanario de la CGT, que tuvo su primera tirada el 1 de mayo de 1968.

Se lanzó en el día de la fecha el “Foro por una comunicación democrática y popular”, que comenzó con las palabras de Víctor Hugo Morales y busca de acá al 2019 expandir estas charlas a lo largo y ancho del país, y por último transformarlo en un congreso nacional. El reconocido periodista leyó una carta del colectivo, agradeció la invitación y pidió disculpas por retirarse antes de tiempo, ya que debía realizar los preparativos previos a su viaje a Rusia, por la Copa del Mundo. Victor Hugo aseguró que “si a la Argentina le va bien en el mundial, no será una ventaja para Macri. No nos sentemos a ver el partido con nuestros pibes y desear que pierda la Selección, porque no va a ser mejor si pierde, al contrario, habrá más sufrimiento”.

Roberto Caballero, periodista de Radio del Plata, y ex Radio Nacional, afirmó que”Somos un colectivo muy castigado por este gobierno, al igual que la mayoría de la población. Tenemos muchas heridas que nos duelen, como la derogación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, una de las primeras medidas que tomó Mauricio Macri. Sin embargo, llegó el momento de dejar de lado la tristeza y la melancolía. Hoy damos vuelta la página para comenzar un nuevo día. Deberá ser un antes y un después para derrotar al neoliberalismo y volver a los días más felices”.

Juan Martín Ramos Padilla, director de InfoSiberia y Radio Caput, confesó que “hace un tiempo que pensábamos juntarnos todos. Una idea que parecía lejana, hoy empieza a caminar. Nuestro desafío es entender que tenemos al frente un monstruo con muchísimos recursos, a los cuales no llegamos ni por asomo. Pero, presentamos una ventaja: podrán tener mucha guita Clarín y la prensa concentrada, pero nosotros somos más y creemos en lo que decimos. Estamos convencidos en lo que comentamos, ellos están teniendo fisuras con empleados que se sienten víctimas del ocultamiento de estos medios. Además de organizarnos, debemos construir juntos la credibilidad de la prensa contrahegemónica y dejar de quejarnos cuando no aparece lo que queremos en esas tapas de los empresarios. No esperemos nada de ellos; la ciudadanía tiene que estar ávida de información y construir canales más fuertes con el periodismo popular. La comunicación es un derecho y la censura que estamos viviendo atenta directamente contra la democracia. No caigamos en la tentación de competir entre nosotros, debemos complementarnos. Si tocan a uno, tocan a todos, pero que también el gol de uno sea el gol de todos”.

Cynthia García, ex 678 y directora de La García, afirmó que “Llegamos acá juntos, sabemos quienes somos todos, donde estamos parados y hacia donde vamos. Nos sentimos herederos de Walsh y Urondo, hijos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que han derogado. Sabemos qué está pasando, no estamos solamente por los casos de censura y silenciamiento, sino también para seguir ejerciendo este oficio y mostrarle a esta sociedad que hay otro tipo de ejercer la comunicación. Que la centralidad no está sólo en quien tiene los recursos. Vamos a disputar otra centralidad”.

José Cornejo, director de la Agencia Paco Urondo, planteó que “por más que Lanata sea un activista político, que de hecho lo es, no podemos regalarle el término de militante porque militantes somos nosotros. El militante es el que defiende la causa del pueblo. El macrismo está pariendo la lucha del Néstor Kirchner colectivo del mañana. Y tenemos que estar preparados para construir sólidamente la comunicación popular”.

 

Luego, la jornada se dividió en tres comisiones que debatieron objetivos y proyectos. Estas comisiones fueron las siguientes y plantearon estos items:

Redes y articulación: En un contexto donde cada medio realiza su propia fuerza, es necesario dejar de lado a la soledad y unirse para enfrentar a los medios hegemónicos y así construir una verdadera agenda para el pueblo.

Contenidos y formación: Los medios populares se caracterizan por la capacidad de diversidad. Resulta necesario la construcción de un discurso anti-neoliberal latinoamericano y con perspectiva de género para armionizar los matices actuales y que las voces suenen más fuerte. Para esto, uno de los objetivos será producir un periodismo inclusivo y dejar de lado el egoismo. Se deberá generar vínculos y consensuar un discurso popular y organizado, y potenciar las herramientas disponibles para la formación de comunicadores populares.

Legislación y marco regulatorio: No hubo consenso sobre el real alcance de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La idea será crear un observatorio para democratizar la comunicación. Además, trabajar sobre una ley de propiación de papel prensa y luchar por el derecho a la comunicación intradisciplinariamente, a través de las universidades, medios comunitarios y organizaciones sociales.

 

Cerca de las 19, cerró el acto Horacio Verbitzky: “Ha pasado la mitad del gobierno y creo que muchos de ellos están empezando a visualizar el horrible final que van a tener. Y eso se debe a la reacción social que les ha impedido avanzar con su plan perverso en la profundidad y con la velocidad que deseaban. Tiene que ver con el trabajo de todos ustedes. Con las listas de whatsapp, con la banana de Marcos Peña Brown, con el signo de la cruz que no sabe hacer Macri. Lo que hacemos sirve, es útil, lo hacemos en condiciones precarias, con dificultad, pero construye. Y si además estamos vinculados con los movimientos sociales y políticos, será más efectivo. Somos parte del movimiento popular o no somos nada”.

 

El evento contó con la presencia de más de 400 personas, y personalidades destacadas como Alejandro Apo, Gabriela Cerruti, Leopoldo Moreau, Juan Alonso, El profe Romero y Carlos Barragán. Además, medios comunitarios y organizaciones sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *