Marcela Barberio, de UPCN Lanús: “La gente se está muriendo de hambre”

La Dra. Marcela Barberio es la secretaria general de UPCN Lanús, como así también integrante del frente gremial de Unidad Ciudadana, que integra Edgardo Depetri en el mismo distrito. La Unión de Lanús dialogó con ella en  vísperas de dos paros: el que convoca para hoy la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y el que convoca la Confederación General del Trabajo (CGT), para el próximo 25 de junio.

-¿Qué opinión te merece la decisión de parar y movilizar el 14 y el 25?

-Vamos a acompañar los paros y movilizaciones que van a realizar tanto la CTA el 14 como la CGT, donde pertenezco como UPCN, el 25. Entendemos que es la mejor respuesta a una situación muy crítica del país, en la que tenemos que salir a decir basta. Tanto los compañeros de la CTA como de la CGT hemos intentado entablar diálogo en las negociaciones con el gobierno, pero hemos llegado a junio sin ninguna respuesta. Hay muchos compañeros de distintas organizaciones que ni siquiera pudieron cerrar una paritaria y consideramos esta actitud como una falta de respeto por parte del oficialismo hacia los derechos y convenios colectivos. Asimismo, estamos ante la amenaza de una reforma laboral que es inminente. Esta decisión se suma a los ajustes producidos ya por la reforma previsional. Soy abogada y creo que un decreto de necesidad de urgencia en contra de los intereses de la población es algo ilegal. El presidente debe velar por los derechos de todos los ciudadanos.

-¿A nivel local les dio alguna respuesta el municipio?

-En absoluto. Desde el bloque de concejales de Unidad Ciudadana Lanús, que aglutina a Edgardo Depetri, Natalia Gradaschi y Leandro Decuzzi, sabemos que se ha trabajado y se trabaja sobre una política concreta de unidad dentro del concejo deliberante, para buscar respuestas a estos avasallamientos que también ocurren en lo local. Vivimos en un municipio con grandes problemas, donde se sirve comida con ratas en nuestras escuelas. Pese a los reclamos y denuncias formales que hemos presentado en los distintos sindicatos, la respuesta siempre es la misma: que se va a tratar cuando ellos lo consideren en el momento que lo crean necesario. Hemos visto estas prácticas cuando intentamos frenar algunas medidas, como por ejemplo la idea de que Lanús sea la prueba piloto para el nuevo sistema de salud que se quiere poner en práctica y van a poner en práctica. No nos escucharon a nosotros ni a los profesionales de la salud. El único bloque que sí atendió todos y cada uno de los reclamos fue el de Edgardo (Depetri), a quien tampoco escucharon desde el oficialismo. Se dedican a levantar la sesión y no permitirnos la discusión. Sabemos que desde el bloque de Edgardo Depetri y algunos compañeros del Frente Renovador se está dando la discusión.

-¿Qué tan importante es la unión frente al oficialismo?

-Esto habla de una realidad que nos está avasallando. No dar la discusión en torno a lo que está sucediendo y votar en contra de los trabajadores sería no respetar la banca por la cual se fue elegido. Es correcto lo que se está haciendo y debemos seguir con la línea que plantea Edgardo (Depetri). Trabajar en conjunto con el movimiento obrero, sector de dónde él viene, tanto la unidad de este espacio como la unidad en el recinto para hacerle fuerza a todas estas políticas que nos están sobrepasando, como el Fondo Monetario y el endeudamiento. Sabemos perfectamente que estas políticas de ajuste que están impactando fuertemente en los trabajadores y en las fábricas que cierran tienen que ver con el acuerdo con el Fondo, que impone condiciones.

-¿Cuánto preocupa la no respuesta del gobierno ante los diferentes reclamos?

-Creo que los que deben estar preocupados son ellos, ya que nosotros nos ocupamos todos los días como dirigentes sindicales y los movimientos sociales, dando la militancia en la calle. En nuestro caso particular, le ponemos el pecho a la cantidad enorme de despidos y compañeros con hambre. Es una desidia producida por los funcionarios de Cambiemos y es por eso que decidimos parar, no porque queramos sino porque no nos queda otra alternativa. Nos gustaría que al gobierno le vaya bien para que repercuta en los trabajadores, pero lamentablemente hemos llegado a una instancia en donde nos vemos en la obligación de salir a la calle a decir basta. Nos van a tener que empezar a escuchar porque la gente se está muriendo de hambre, y las empresas y las fábricas están cerrando.

-¿No considerás que hubiese generado más impacto el paro de CTA y CGT el mismo día?

-Toda medida de fuerza es importante, sea con movilización o no. Esa es una decisión que se da en las centrales; soy netamente orgánica y respeto la determinación de los compañeros de la CGT, tanto como de la CTA. Seguramente el 25 la CTA acompañe a la CGT y viceversa. El movimiento obrero, pese a todo lo que se diga, tiene bien en claro el objetivo principal y está unido frente a estas situaciones que vivimos como país. Tenemos claro que el enemigo es uno solo y es el hambre de nuestros compañeros y la falta de trabajo. Con Edgardo Depetri hemos salido a dar respuestas desde el frente gremial, ante estas políticas de ajuste, acompañando a ambas fechas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *