Lanús le ganó 1 a 0 a Junior de Barranquilla y viaja a Colombia con ventaja

Con un gol de Rolando García Guerreño de cabeza, a los 23 minutos del primer tiempo, Lanús ganó 1 a 0 en la Fortaleza, bajo una fría llovizna, al equipo de Teo Gutiérrez.  Es una buena noticia este triunfo de Lanús ante el Junior de Barranquilla. Porque el rival es un equipo respetable, porque el Grana viene de empatar los últimos seis partidos de la Superliga y porque los triunfos ayudan a creer en las posibilidades de un equipo. Pudo  haber ganado por más, es cierto, y dio la sensación de que el Junior no arriesgó demasiado en busca del empate, tal vez temeroso de que un contragolpe de Lanús lo dejara demasiado en desventaja.  Allá ellos: el Grana tiene tres puntos adentro y van a tener que ganarle si es que quieren seguir adelante.

En el haber: fue un buen partido de Di Placido, el marcador de punta que el año pasado había jugado poco y no demasiado bien. Fue un buen partido de Barrientos, que de a poco va volviendo a ser el que era, y fue un razonable debut de Coniglio, que se mostró voluntarioso y estrelló un cabezazo en el travesaño. En el debe: le sigue costando mantener un funcionamiento regular, Marcelino Moreno todavía no logra darle la aceleración en tres cuartos de cancha que el entrenador Ezequiel Carboni le pide, y la salida prematura de Lautaro Acosta en los primeros minutos del segundo tiempo (¡que no sea nada!). Fue el último partido de Esteban Andrada, que se va al Villarreal y se retiró con una merecida ovación de su gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *