Heladería Luan, de Valentín Alsina: “Nos encanta que el helado tenga mucho para masticar”

La Unión de Lanús inaugura hoy “Los mejores del barrio”, una sección dedicada a los comercios históricos de Lanús: aquellos con los cuales creciste, aquellos que viste crecer, aquellos que parecen estar desde siempre. Le toca inaugurarla a la heladería Luan (Pte. Perón 2798, Valentín Alsina), que lleva nada menos que 18 años en el municipio, siempre en el barrio de Valentín Alsina. La historia la cuenta Ángela, una de las dueñas.

Por Mailén Cervera.

-¿Cómo se les ocurrió la idea de poner una heladería?

-Es un emprendimiento familiar, que hicimos con mi marido, como mi familia somos todos italianos, y el helado es algo muy tradicional. Entonces dijimos ¿Por qué no? Primero íbamos a poner una franquicia, pero le dije a mi marido: ¿una franquicia? Tanto trabajo para poner la cara por otro, estaría bueno que fuésemos a aprender, y bueno, fuimos. Después de todo, acá estamos, después de 18 años. Así empezó, y uno fue creciendo, mucho sacrificio.

-¿Los sabores los inventan ustedes?

-Sí, hacemos los tradicionales, y después con el tiempo vas inventando, aunque medio que ya está todo inventado, vos después le vas poniendo tu gusto, vas eligiendo mercadería. A mí me encanta que el helado tenga de todo, mucho para masticar, entonces le pongo mucha mercadería. El chocolate con almendras, tiene muchísimas almendras. Van surgiendo ideas, y vos vas inventando un poco, pero en realidad está todo y después uno le va poniendo su toque ¿no es cierto?

Va cambiando el tema, porque ahora la gente come helado en invierno”

-¿Desde cuándo tienen la cafetería?

-Arrancamos la cafetería con el helado, porque nosotros nos preguntábamos: “¿Y en el invierno que hacemos?” El invierno es medio duro con el helado, ahora va cambiando un poco el tema, porque la gente come helado en invierno. La cafetería sí costó un poco más que el helado, nosotros el primer día regalamos el helado, habíamos regalado el helado, y a la noche teníamos delivery, era algo que no podíamos creer ni nosotros mismos, pero el café tardo un poco más. El café es un habito, entonces hasta que la gente se acostumbra al lugar y se siente cómoda, lleva un tiempo.

-Con el negocio fueron creciendo el barrio y el centro de Valentín Alsina.

-Si, cuando nosotros llegamos Alsina no estaba así, fue creciendo la cantidad de locales. Lamentablemente ahora se está poniendo bastante feo, porque hay locales desocupados, un poco por la crisis. Nosotros llegamos en el 2000, y estaba bastante pelado, con el tiempo fue creciendo. Ahora se está hablando de que van a venir firmas grandes a la Avenida Presidente Juan Domingo Perón, como Burger King, Café Martínez y unas más. Tienen que venir firmas grandes que puedan aguantar los alquileres, que están por las nubes.

Caminás por el centro de Valentín Alsina y es triste ver tantos lugares vacíos”

– ¿Ustedes continúan teniendo la cantidad de clientes de siempre?

-La verdad es que en mi rubro no lo notamos. Nosotros estábamos de vacaciones y abrimos esta semana, y parecía que la gente nos estaba esperando para comer un helado, porque nos decían ¡Por fin llegaron!  Eso que el rubro nuestro es complicado, porque el helado es algo que se puede evitar, pero por suerte nosotros seguimos bien con los clientes, pero vos notas cuando caminás por el centro de Valentín Alsina y es triste ver tantos lugares vacíos, cerraron muchos. Y la inseguridad también, por suerte a nosotros nunca nos pasó más que nos rompan un vidrio, pero con  la inseguridad llega una hora que no quiere salir de la casa. Nosotros somos uno de los pocos que estamos hasta las 12 de la noche, por eso cuando cerramos, hubo vecinos que se lamentaban porque al haber luz y gente en el local, los chicos se bajaban de los colectivos y esperaban a sus padres en el local.

-¿Qué sabor o sabores se venden más?

-El dulce de leche, el sabayón y después los nuestros, chocolate luan, crema luan.

¿Y quién elabora los helados?

-Los hace mi marido, Rubén, y mi cuñado. En un principio los elaboraba yo, pero ahora me encargo de pedir la mercadería, de probar. El helado tiene una formula, no hay muchos secretos, si pones una materia prima de buena calidad, te lleva un buen producto. Si usás buenos productos y lo haces bien, sale bárbaro.

También hacemos helado para diabéticos”

-Me intriga mucho la heladera nueva que expone sabores y los palitos con formas. ¿Son sabores nuevos?

-No, lo que hicimos fue poner la heladera exhibidora para mostrar cómo se ven, porque si uno lee el sabor, no es lo mismo que ver. Quisimos aprovechar la heladera, porque por ejemplo el sabor alfajor y chocolate blanco con marroc lo tenemos hace un montón, pero la gente ve todo el relleno que tiene y se tientan. También destacar que tanto los palitos, como el helado, como en la cafetería las tortas y masitas, todo lo hacemos nosotros, compramos nada más unas barritas de cereales para celiacos, porque acá no podemos hacer nada, porque hay que tener un laboratorio aparte, porque se puede contaminar con TACC la comida. Sí hacemos helado para diabéticos. Las tortas de lemon pie y torta de manzana invertida las hace mi marido, y tuvieron mucho éxito. Hasta la piden para llevar por delivery.

-¿Qué crees que hace interesante a una heladería?

-Para que una heladería funcione, debe tener un producto de buena calidad, tiene que estar bien atendida y limpia, porque si tenés un buen producto, pero lo atendés mal, o si es un buen producto, lo atendés bien, pero estás en el medio de la mugre, no va a funcionar. Lo primordial es atender bien, es re importante, porque veo lugares que te despachan, no hay servicio. Creo que es importante, estar atento, ver que estén cómodos, conformes, esas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *