Almirón ayer y hoy: la sorprendente similitud de aquel gol de Lanús a Racing y este de Paraguay a Argentina

Parecen calcados. Como si se tratara de una coreografía. Pero no lo es. Se trata de talento. De talento y velocidad y de talento en velocidad. El 14 de agosto de 2016, Lanús ganó la Copa Bicentenario, en el descuento, en cancha de Racing, con un gol del paraguayo Brian Montenegro, tras una corrida extraordinaria del también paraguayo Miguel Almirón.

 

Casi tres años después, la selección paraguaya de fútbol enfrentó a la Argentina por la Copa América en el estadio Mineirao de Brasil. Y otra vez, una corrida extraordinaria del mismo jugador desairó a un equipo rival de camiseta celeste y blanca: Almirón llegó hasta el fondo y le dejó la pelota a Richard Sánchez, que convirtió el gol con el que Paraguay se imponía parcialmente a la Selección Argentina.

El partido de ayer no definía nada y terminó empatado; el de 2016 era una final que terminó con victoria granate y título.


Miguel Almirón es cada vez más crack: tanto, que se da el lujo de generar el mismo gol de tanto en tanto. En Lanús Este se lo extraña.