Lanús no dio la talla y quedó eliminado de la Copa Argentina

Duele decirlo, pero así fue. Cuando se juega mal, en general se pierde, y Lanús jugó muy mal en La Rioja, evidenciando una crisis futbolística importante. El Grana lleva tres partidos seguidos jugando mal. Tras el triunfo agónico ante Huracán y la derrota en el clásico ante Banfield, Lanús perdió ante Central Córdoba de Santiago del Estero, un partido que en los papeles era accesible. Nadie dijo que sería fácil, pero cuando un equipo no puede dar dos pases seguidos (como le pasó a Lanús ayer) es imposible obtener un buen resultado. Caben las críticas por el partido jugado a una temperatura desmesurada a una hora imposible, caben las críticas por el estado de juego del campo, factores extradeportivos que perjudicaron a Lanús y que beneficiaron claramente a su rival. Caben las críticas, pero no son excusa. Lo de Lanús ayer fue horrible y es una pena que así haya sido, porque llegamos muy cerca de la séptima estrella. ¿Podrá revertir Luis Zubeldía esta crisis? Tiene la capacidad y los jugadores para hacerlo, tiene un receso por la fecha Fifa y tiene al Grana en la punta de la Superliga. Cierto es que en junio lo único que queríamos era salvarnos del descenso. Cierto es, también, que ahora queremos más. Vamos Luis.