«Para honrar a los héroes, nada mejor que imitarlos»: hace 70 años, Perón puso en vigencia la gratuidad universitaria

El 22 de noviembre de 1949, hace exactamente 70 años, el presidente Juan Domingo Perón puso en vigencia la gratuidad universitaria. Fue a través del 29.337, mediante el cual estableció que todas las universidades nacionales sean gratuitas tanto para los ciudadanos argentinos como para los latinoamericanos. Perón había anunciado el contenido de la medida cinco meses antes, en ocasión del Día de la Bandera. Aquí se reproduce el discurso en el cual la anunció.

<

!– wp:paragraph –>

Jóvenes argentinos: En el “Día de la Bandera” de la Patria, uno mi homenaje como hombre del pueblo a la enseña que, acaudillando a millones de argentinos, sintetiza y simboliza el augusto objetivo de todos los que luchamos por una Argentina grande, libre, soberana y justa. En ella rendimos tributo de recuerdo y de gratitud a su creador, el General Manuel Belgrano que, con San Martín, representan los héroes máximos de la nacionalidad y las glorias más puras de la Patria. En los comienzos de mi presidencia, después de más de un siglo de olvido, dí cumplimiento a los deseos de Belgrano de destinar la recompensa en dinero que le acordara al prócer el gobierno, destinando los fondos necesarios para construir una escuela, como él lo dispusiera, en la ciudad de Tarija. Interpretando sus ideas y sentimientos que lo impulsaran a destinar sus bienes y recompensas para construir escuelas en la rudimentaria comunidad argentina de su tiempo, deseo anunciar que, desde hoy, quedan suprimidos los actuales aranceles universitarios en forma que tal enseñanza sea absolutamente gratuita y al alcance de todos los jóvenes argentinos que anhelen instruirse para bien del País. Para honrar a los héroes, nada mejor que imitarlos. Cumplimos el mandato histórico de completar la independencia que ellos comenzaron, por eso luchamos por liberar a la República de toda influencia de poder extraño a la nacionalidad. Con ellos, necesitamos de la vigilia, del trabajo sin tregua y del sacrificio sin límites cuando sea necesario. Jóvenes argentinos: Que nuestra bandera les recuerde siempre vuestros deberes de patriotas, prontos a ofrecer la vida en su holocausto, porque en sus pliegues sagrados están escritos, con las glorias y las tradiciones de la Patria, los deberes ineludibles que todos tenemos de defenderlas.

Perón explica las causas y consecuencias de la gratuidad universitaria