El club Lanús cuestiona una licitación «dibujada» en la Superliga

Por Gustavo Veiga.

La Superliga (SAF) quedó a las puertas de aprobar un pliego de condiciones para ceder sus derechos internacionales en lo que parece ser un negocio a medida de un grupo empresario. El lunes vence el plazo para la presentación de oferentes y al menos un club, Lanús, pedirá por escrito que se postergue una licitación que estaría amañada. Así lo confirmó su presidente, Nicolás Russo. Adelantándose a esta jugada, la SAF habría decidido aplazar la fecha pero además, la cadena ESPN le envió una carta el viernes pasado a la organización del torneo argentino que preside Mariano Elizondo señalándole que “es sorprendente que haya sido comunicada con tan poco tiempo a los potenciales interesados, y que se haya definido un plazo límite para presentar ofertas en el momento del año de menor actividad comercial (mes de enero)”. 

El proyecto en cuestión tiene un largo y pomposo título que se define como “la implementación de un modelo transformacional de comercialización integral de los derechos de la Superliga profesional del fútbol argentino” y además persigue “la creación y gestión de un esquema de comercialización independiente”. El documento al que accedió Página/12 y que está rotulado como confidencial tiene 45 carillas.

“Lanús pedirá que el tema se postergue por al menos 90 días y sabemos que hay otros clubes disconformes con la manera en que se manejó todo, pero como parece que se enteraron en la Superliga postergarían los plazos de la licitación”, le dijo Russo a este periodista. ESPN también difundió una nota firmada por Federico Reyna, su director de Adquisiciones y Medios Digitales, que se la envió a la Superliga (SAF) con copia al Comité Ejecutivo de la AFA. En el texto se menciona “la absoluta disconformidad con el proceso de Licitación que vuestra entidad ha llevado a cabo, bajo plazos exiguos, y con numerosos aspectos cuestionables. Es realmente lamentable que pese a la solicitud de ESPN –y de otros interesados- de brindar más tiempo para la presentación de las ofertas para la Licitación, ustedes hayan rechazado dicho pedido”.

El sumario del pliego para la licitación de los derechos de la Superliga.

El escaso mes para entregar las propuestas que puso como condición la Superliga y critica ESPN Sur SRL –la compañía de origen estadounidense y con sede en Buenos Aires-, se informa en la Sección 1.05 del pliego: “La apertura de OFERTAS tendrá lugar el 20 de enero a las 14 horas en las oficinas de la SAF, Olga Cossettini 771 Primer Piso de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Todas las OFERTAS deberán ser presentadas en dicho domicilio el día 20 de enero entre las 10 y las 12 horas. Será inadmisible y no será recibida cualquier OFERTA presentada en contravención a lo indicado”. A última hora habrían decidido extender el plazo.

La cadena deportiva de EEUU remarca en la nota que firmó Reyna “numerosos puntos ambiguos, confusos e imprecisos incluidos en el Pliego de Bases y Condiciones de la Licitación, que dificultan la evaluación del proyecto no sólo desde el punto de vista técnico, sino también desde una perspectiva económico-financiera”. Según Russo “hasta ahora no se presentó nadie” a la compulsa que vence el lunes al mediodía como está determinado en la Sección 1.05 del pliego.

Una versión que intentó chequear este medio con dos fuentes distintas menciona como hipotética beneficiaria a la empresa Argentina Sports Rights Management LLC, cuyos dueños son Fanatiz.com –una plataforma de streaming en vivo con sede en Miami y que ofrece un servicio gratuito de prueba por siete días– y 1190 Sport, otra compañía especializada en la gestión y comercialización de derechos deportivos en Sudamérica fundada en 2015. Asociado a ellos estaría el argentino Hernán Donnari, un ex Fox que salió de esta cadena a mediados de 2019.

ESPN fue contra el pliego de la SAF que tiene varios puntos oscuros, pero tampoco salió de un repollo ni hace gala de transparencia en alguno de sus planteos sobre el negocio global del fútbol al que pretende entrar. El sitio dobleamarilla.com, citando a uno de sus representantes, informó el 19 de octubre pasado: “ESPN no vio con buenos ojos abrir sus números. «No hay que mostrarle nada a los clubes. Nosotros tenemos un contrato claro y no tenemos que dar ninguna explicación a nadie, dijo uno de los máximos directivos de la cadena». La página que reprodujo el comentario está generalmente bien informada.

ESPN pertenece a la corporación Disney que en marzo de 2019 se quedó con Fox a cambio de 71.000 millones de dólares. De a poco todo ha ido quedando en escasas manos y van desapareciendo algunos rastros de esta última. La legendaria compañía 20th Century Fox perderá parte de su nombre y se llamará 20th Century Studios, noticia que acaba de conocerse hace unas horas. En ese contexto mundial se desarrolla el conflicto entre la Superliga, ESPN y los clubes argentinos, verdaderos convidados de piedra en estos asuntos. La cuestión es que en Sudamérica la empresa que cuestiona el pliego ahora está en la misma corporación que su competidora. La concentración de capitales de EEUU en los medios deportivos de Latinoamérica abruma: ESPN, Fox, Turner…

La Superliga es uno de los productos sudamericanos más vendibles, incluso en Europa si se la compara con torneos de fútbol del continente americano. De ahí que se lanzó una carrera contrarreloj para que el actual contrato que todavía mantiene Torneos y Competencias hasta el 30 de junio cambie de manos (el iniciante decorativo que figura en el pliego y que la SAF no quiere que siga).

El ente que se transformó en un Caballo de Troya para el fútbol argentino y su paulatino declive en materia de derechos televisivos, puede decidir quién transmitirá los partidos de nuestro torneo en el exterior. La parte del pliego de condiciones que más cuestionan los dirigentes de Primera división y los empresarios interesados en el negocio de los derechos televisivos está referida a un ítem que la SAF establece en la Sección 1.03. Dice así: “Si se diera el supuesto fáctico en el cual la/s OFERTA/s más conveniente/s fuese/n superior/es a la del INICIANTE en un porcentaje no mayor al veinte por ciento (20%), se procederá a la MEJORA SIMULTÁNEA DE OFERTAS, por única vez”.

Los beneficios para la compañía que encuadre en aquella figura jurídica son todavía más: “El INICIANTE, en el supuesto de no ser seleccionado, tendrá derecho a percibir de quien resultare adjudicatario el DERECHO DE INICIADOR…” dice el texto la Superliga que quedará desligada de pagarle gastos y honorarios al iniciante si no fuera elegido.

ESPN remarcó en su carta que se opone a esta parte del pliego: “No entendemos el por qué de su trato privilegiado y parcializado en beneficio del iniciador (empresa aparentemente creada recientemente ad hoc para este proceso), y a su vez discriminatorio con todos los demás oferentes”. También critica otro requisito que exigió la Superliga: “… es poco razonable que la Licitación demande de los interesados la elaboración de un plan de desarrollo de una plataforma tecnológica de alta complejidad, con alcance internacional, desarrollo en los principales países de América, Europa y Asia, servicio de soporte a usuarios, y demás, de modo tal que dicha plataforma esté operativa en unos pocos meses (julio de 2020)”.

Si se habla de las cifras que representan los derechos de TV para los clubes, en el período 2018-2019 recaudaron 3.744 millones de pesos y por sponsors unos 537 millones. Se repartieron entre 26 instituciones 4.281 millones de pesos en la temporada, una suma que a los verdaderos dueños del negocio no les mueve demasiado el amperímetro. Juntan mucho más por publicidad, abonos del pack fútbol, streaming y todas las plataformas inventadas o por inventarse.

(Publicado en el diario Página/12. Reproducido por la autorización del autor.)