La policía de la provincia reprimió con balas de goma a trabajadores en La Plata

El hecho ocurrió hoy al mediodía en la puerta de la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, cuando la Policía Bonaerense decidió responder con galas de goma, agua y gases lacrimógenos a los trabajadores del Astillero Río Santiago, que denunciaban con preocupación el detenimiento de la empresa. Por su carácter estatal, las decisiones le corresponden a María Eugenia Vidal.

El conflicto nació luego de que el Ministerio de Economía provincial decidiera no recibir ni dar respuesta a los trabajadores del astillero, a pesar de tener acordada una reunión previa. Ante esta negativa, se produjo una movilización desde el lugar de trabajo hasta la puerta de la gobernación para pedirle a Vidal que diera marcha atrás con lo que podría ser un eventual cierre de Río Santiago. Lejos de entender y aceptar la protesta pacífica, las fuerzas de seguridad decidieron despejar la zona mediante la represión. Se estiman un total de cinco detenidos.

Francisco Banegas, Secretario General de ATE Ensenada, en diálogo con Página 12, se preocupó porque “el ajuste en las empresas del Estado sólo cierra con represión”. Y agregó: “Esto forma parte de un plan de dinamitar la empresa. Nos obligan a estar en la calle para defender nuestras conquistas de 25 y 30 años”.

El hecho traumático que podría haber pasado a mayores por la agresividad de los uniformados, transcurrió en pleno centro de la ciudad de La Plata, y a pocas cuadras del velatorio multitudinario de Chicha Mariani, una de las fundadores de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, que falleció sin poder encontrar a su nieta.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *