El violento oficio: ya despidieron 4.500 trabajadores de prensa en la era Macri-Vidal

Por Diputados Bonaerenses*

Además, en las últimas cuatro paritarias de prensa escrita y oral se perdió un 41,6% de poder adquisitivo. Desde 2016 hubo 28 periodistas detenidos.

Seguramente Mariano Moreno no predijo que dos siglos después de la fundación del primer periódico patrio la situación de los periodistas atravesaría una crisis laboral que ya se cobró más de 4500 puestos en los últimos cuatro años.

Según un relevamiento que llevó adelante el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), sólo en la Capital Federal se quedaron sin trabajo 3.127 periodistas registrados y si se suma a quienes trabajan “en negro”, la cifra es mucho mayor.

“Hay una decisión de avanzar sobre la reforma laboral y los convenios colectivos de trabajo. No es solo un problema económico y de modelo de negocios, sino que hay un objetivo político que cuenta con el aval del Estado”, señalaron desde la entidad gremial.

Sin ir más lejos, la situación de los 357 cesanteados en la agencia de noticias Télam por el secretario de Medios, Hernán Lombardi, originó un nuevo pozo ciego en cuanto a las posibilidades de aspirar a un trabajo digno y expuso la situación de debilidad en que se encuentran los trabajadores de prensa.

En el mismo sentido, Radio Nacional, la TV Pública, Canal Encuentro, Paka Paka y DeportTV también redujeron su planta tras el desguace de la Televisión Digital Abierta. A este se suma la derogación de la Ley de Medios, una norma construida con el aporte activo de los trabajadores de prensa.

En tanto, los medios privados no fueron ajenos a esta situación con reestructuraciones en Clarín, La Nación, Diario Veloz, Editorial Atlántida, Radio Del Plata, Radio el Mundo, Radio del Plata, AM 750, ESPN, Telefé y Crónica TV, entre otros.

En este proceso también se evidenció una concentración de la pauta oficial. “Para las empresas de prensa escrita, los medios más beneficiados son Clarín y La Nación: sólo en 2018 recibieron $89.362.123 y $51.345.783, respectivamente”, precisa el informe.

Por otra parte, desde el SiPreBA también remarcaron los ataques a la libertad de prensa. “Desde 2016 hubo 28 detenidos y 55 heridos por balas de goma”, remarcaron desde el sindicato y agregaron: “La frialdad de las cifras no trasmite cabalmente la dificultad de cubrir acontecimientos vinculados a la protesta social”.

Por otra parte, de acuerdo al relevamiento de la organización sindical quienes se llevan la peor parte en la crisis de los medios de comunicación son las mujeres e identidades disidentes, ya que son quienes forman el menor porcentaje en los equipos de trabajo.

“El 50% de las periodistas feministas hace su trabajo de manera freelance y el 13,23% no tiene empleo. Además, el 58% de las comunicadoras está organizado con sus compañeras de trabajo o forma parte de alguna red”, señalaron desde Latfem.

En medio de este contexto sombrío, hoy se cumple un nuevo Día del Periodista, en homenaje a la fundación de La Gaceta de Buenos Aires por Mariano Moreno el 7 de junio de 1810, en el que la esperanza de conquistar un futuro con trabajo y libertad de expresión está más vigente que nunca.