Ninguna democracia: el Gobierno va con todo para destituir al juez Ramos Padilla

Se lo quieren sacar encima y no lo disimulan. Tras la impresionante declaración del juez Alejo Ramos Padilla ante la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, el ministerio de Justicia y Derechos Humanos, solicitó al Consejo de la Magistratura que investigue formalmente la actuación del juez en la denuncia del empresario Pedro Etchebest por extorsión contra el vaya a saber qué Marcelo D’Alessio y el ponele fiscal Carlos Extornelli, perdón, Stornelli. En otras palabras, el Gobierno intentará que el Consejo destituya al juez.

El pedido se basa en lo que para la cartera de Germán Garavano es una  “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucrada. En una nota dirigida al representante del Poder Ejecutivo ante el Consejo, Juan Bautista Mahiques, el ministerio asegura que Ramos Padilla está “afirmando como verdaderos, extremos de la investigación que conforme sus propios dichos, todavía no han sido verificados”.

Para el Gobierno, es necesario que el Consejo de la Magistratura investigue si Ramos Padilla incumplió sus funciones. De acuerdo con el pedido, el juez que denunció una fenomenal madeja de espionaje y extorsión enquistada en la Justicia, el poder legislativo, los medios de comunicación y hasta la propia ministra Patricia Bullrich “hizo de su investigación una cuestión política y mediática alejada del rol que la Constitución Nacional reconoce al Poder Judicial”.

“No sólo careció de imparcialidad sino que tampoco demostró observar en forma alguna el deber de objetividad que la ley impone a quienes llevan adelante la acusación pública que, en la normalidad de los casos, son los representantes del Ministerio Público Fiscal”, agregan.

En la nota oficial se diece que “la actitud confrontativa demostrada contra algunos de los legisladores, también exhibe un accionar incompatible con la prudencia y decoro esperados de un Juez Federal”. Y concluye que, “con motivo de todo lo hasta aquí expuesto, le solicito que por su intermedio se expongan los hechos descriptos precedentemente ante el Consejo de la Magistratura a los efectos de que se dé inicio al procedimiento legalmente previsto. Según el Gobierno, el juez actúa con una «evidente finalidad política».

“El Doctor Ramos Padilla no puede desconocer que este Ministerio siempre prestó colaboración en todos los procesos judiciales en los que fue requerido conforme las disposiciones legales vigentes”, concluye la nota, en lo que no es otra cosa que un evidente apriete de un Gobierno preocupado por los alcances de la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *