Depetri: “Estamos en la misma etapa económica que en la dictadura y los noventa”

Por Mailén Cervera Novo.

El pasado viernes se votó en el Concejo Deliberante de Lanús la semi municipalización de la Unidad de Pronta Atención N°3 de Lanús, ubicada en el barrio de Villa Jardín. De esta manera, el recinto autorizó al intendente la firma de un convenio que le permitirá manejar el hospital en conjunto con la provincia de Buenos Aires, por el lapso de dos años.

Los tres bloques de Unidad Ciudadana decidieron retirarse del recinto para no dar quórum. El Frente Renovador, en cambio, se hizo presente con dos de sus tres concejales (faltó el recién asumido Soto) y permitió que la votación se celebrara, aunque votaron en contra.

En diálogo con La Unión de Lanús, el concejal de Unidad Ciudadana-FPV, Edgardo Depetri, analizó lo ocurrido y la actualidad del país en materia de salud y educación.

-¿Qué opinás de la votación que permitió la semi municipalización del UPA?

-Es una maniobra de Cambiemos que aprieta voluntades de algunos sectores de la oposición para tratar de vaciar un número que era favorable para nosotros, ya que teníamos mayoría opositora para detener el proceso de municipalización y posterior privatización del UPA. Creo que lo más importante es que el pueblo trabajador se movilizó en las calles, con sus sindicatos organizados. Lamentablemente, una oposición se levantó para no dar legalidad ni legitimidad a esa votación que de aprobarse iba en contra de los intereses de nuestra gente. Sin embargo, hay que entender los procesos políticos, los momentos, las etapas y los aprietes que impulsa el oficialismo hacia las diferentes fuerzas políticas y seguir apostando a la construcción de la unidad por encima de esta situación.

-¿Porqué la urgencia en municipalizar el hospital?

-Porque están en un plan de ajuste brutal. No sólo bajaron los presupuestos de este año, sino que el presupuesto en salud es francamente ajustado a las necesidades que le pide el FMI. Lo mismo sucede con la educación y las obras públicas, o la ciencia y tecnología. Acá hay una traslación del plan nacional que significa ajustar y liberar los recursos para pagar los intereses de la deuda, y eso se traslada a las provincias y municipios. Estamos en la misma etapa económica de la dictadura y los noventa, donde se transfieren servicios y políticas públicas vinculadas a la educación y salud.

-¿Cómo se construye esa unidad?

-Tenemos que unirnos a pesar de nuestros matices diferentes y decisiones que no pudimos consensuar hasta ahora para oponernos al gobierno de Grindetti. Debemos construir una alternativa nacional convocando a todos los espacios, tanto en provincia como en el distrito de Lanús. La votación del UPA era muy importante para nosotros porque dependía de puestos de trabajo y de la presencia de la salud en un barrio muy golpeado por las políticas de ajuste. La salud debe ser un derecho para el conjunto de nuestra ciudad. Seguiremos para encontrar una definición y eje de trabajo en conjunto para no sólo abordar los temas de salud sino también de educación, previsión, crisis social, económica, recesión y la construcción de un país para todos.

-¿Cómo debería funcionar el sistema de salud?

-La salud debería ser garantizada por la Nación, con la provincia y el municipio ampliando la capacidad de integrar y de dar respuestas. Hoy el que tiene plata tiene salud y el que no tiene, el Estado no puede hacerse cargo. Lo vemos no sólo con el UPA sino también en las salas y en el hospital Evita donde falta personal y los salarios de los médicos y trabajadores no se aumentan en relación con la inflación. A su vez, el gobierno nacional bajó el plan de vacunaciones y restringe el plan de medicamentos para los afectados con el VIH Sida. El gobierno está encarando un ajuste brutal que tiene como objetivo que le cierren las cuentas, y cuando a ellos les cierran las cuentas, se pierden los derechos de salud para la población. Las obras sociales con nuestro gobierno crecieron, ya que al haber más empleo en blanco creció la cantidad de aportes. Hoy, ante la desocupación creciente y la caída de salarios, también se recienten las obras sociales. Por eso como muchos trabajadores se van de la escuela privada a la pública, compañeros de clínicas privadas quebradas de Lanús se van a la esfera pública. Quieren municipalizar el UPA para después privatizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *