Brutal represión en el acampe en la 9 de julio: heridos, gases y detenidos

La policía reprimió hoy salvajemente el acampe que diferentes organizaciones sociales armaron en la 9 de julio frente al Ministerio de Desarrollo Social, en demanda de presupuesto para asignaciones, comedores y planes sociales.

«Me golpearon salvajemente como a otros compañeros. Hay muchos heridos y dos detenidos, a mi me quisieron llevar también», dijo en declaraciones a la prensa Eduardo Belliboni, dirigente del Partido Obrero.

Según contaron los manifestantes que estuvieron presentes en el lugar, hubo corridas y golpes, en un operativo donde la infantería también arrojó gases lacrimógenos y utilizó el camión hidrante. La situación se desmadró después de las 16 todo se desmadró cuando un grupo de personas intentó cortar el Metrobus, y la Policía de la Ciudad intervino con métodos violentos para impedirlo. No es la primera situación anormal del día: la línea C del subterráneo estuvo cortada durante todo el día, con la intención de dificultar el acceso al acampe.

Las organizaciones sociales consideran «un fracaso» la reunión que mantuvieron el martes con el Gobierno por más presupuesto para asignaciones, comedores y planes sociales.

Antes de los incidentes, desde el Polo Obrero ya habían expresado su intención de acampar durante las próximas 48 horas en la puerta del ministerio para exigir la ley de emergencia alimentaria, por lo que se cree que tras esta situación, las organizaciones sociales mantendrán su postura.

El Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), el Frente Popular Darío Santillán, la Corriente Nacional MTD Aníbal Verón y la Federación de Organizaciones de Base (FOB) son las agrupaciones que se concentraron en 9 de Julio y Avenida de Mayo para participar de la movilización.