Lanús mereció más en el día récord del Pepe Sand

Lanús empató 1 a 1 con Central y no pudo cumplir el objetivo de alcanzar, al menos por un rato, la punta. El empate no le sirvió a ninguno de los dos: al Grana no le sirve demasiado para ninguna de las dos tablas; al Canaya menos todavía, porque con este resultado sigue en zona de descenso.

Lanús fue superior a su rival. Central planteó un partido de palo y palo, pero se vio desbordado por la mayor jerarquía individual y el mejor juego asociado de los locales. Por eso no sorprendió a nadie cuando, a los 11 del segundo tiempo, Pepe Sand recibió una asistencia perfecta de Marcelino Moreno y la clavó en un ángulo con un derechazo impresionante. Tras el gol llegaron la ovación, el cariño de la gente y del club: es que el Pepe convirtió su gol número 120 y alcanzó así a Luis Arrieta en la tabla de máximos goleadores del club. Muy pronto, tal vez en la próxima fecha, en Córdoba, lo superará y alcanzará el primer puesto en soledad, y lo mantendrá por muchísimos años.

¿Distrajo el clima de fiesta, los cohetes y la algarabía al Granate? Es posible: de otro modo no se explica el pronto empate de la visita, a través de Matías Caruzzo. Lanús lo volvió a intentar en varias ocasiones: pudo haberlo ganado pero la mala fortuna, la buena tarde de Ledesma y hasta una polémica actuación del árbitro Diego Abal (¿hubo penal al Laucha Acosta hacia el final?) se lo impidieron.

<!– wp:paragraph –>