Alejandro Marón, presidente de la Fundación del Club Lanús, sobre el nuevo cargo de Macri en FIFA: «Es una decisión sorpresiva e inentendible»

Por Federico Arcelli.

El ex presidente del Club Atlético Lanús y actual titular de la fundación de dicha institución, Alejandro Marón, dialogó con este portal tras conocerse la designación oficial de Mauricio Macri como nuevo presidente ejecutivo de la Fundación FIFA.

-¿Cómo calificás la decisión de la FIFA?

-Me parece sorpresiva e inentendible. Cuando entrás a la página de la entidad y te informás sobre su misión y objetivos, te das cuenta que se dedica a intervenir en cuestiones relacionadas con la responsabilidad social y que busca colaborar con sectores vulnerables en torno a las instituciones. Sin embargo, Macri, cuando fue presidente de Boca, jefe de gobierno y presidente de la Nación, formaba parte del sector que despreciaba el rol social de los clubes, con políticas que iban en contra de sus desarrollos como asociaciones civiles sin fines de lucro. Estaba en contra de los proyectos educativos y del rol social que las instituciones como Lanús cumplen en la comunidad.

-¿Qué acciones en contra de los clubes como asociaciones civiles podrías enumerar?

-La derogación de herramientas jurídicas como el Decreto 1212/03, que tiene una mirada social y benéfica para los clubes. Si uno analiza todas las expresiones y acciones públicas de Macri a lo largo de su carrera se puede dar cuenta que la designación de hoy es una clara contradicción.

-Lanús se opuso a Macri y al primer intento de privatización de los clubes, ¿verdad?

-Así es. Se produjo hace algunos años una votación histórica en el predio de AFA. En aquel entonces, el presidente del Club Lanús era Emilio Chebel y yo tuve la posibilidad de estar presente en esa clara derrota para Macri. En la votación, él pretendía que se modifique el estatuto de AFA para que se permitiera el ingreso de las sociedades anónimas deportivas a nuestro país. No me sorprende que un ex presidente de un club como Boca, que ganó Copa Libertadores e intercontinental, y que también fue presidente de la Nación, ocupe por pedido de la FIFA algún cargo. Lo que sí me resulta difícil de entender o de explicar es que ese cargo tenga que ver con la responsabilidad social.

-Resulta extraño que acepte un cargo que en teoría no le interese o no represente su forma de ver la realidad

-Es que el cargo tiene que ver con estar en un lugar de poder, un lugar expectante dentro de una estructura muy poderosa como es la FIFA, con 215 países afiliados. Es un poder muy relevante a nivel mundial. Lo que sí, también me llama un poco la atención que a pocas semanas de haber dejado el cargo de presidente de la Nación haya salido esta decisión que no suele ocurrir de la noche a la mañana. Macri siempre vio como posibilidad que los clubes se transformen en sociedades anónimas. Que su cargo en el ámbito del fútbol se relacione con la responsabilidad social no tiene que ver con nada.

-¿Existe la posibilidad de que Macri busque obtener lazos con fundaciones como puede llegar a ser la de Lanús?

-No lo creo, es muy difícil. Pasaron pocas horas y los clubes, sin ningún tipo de grieta alguna, salieron a repudiar de manera unánime esta designación. Hasta el doble comando de AFA y Superliga también unificó su criterio y se hizo público. Veo muy poco posible que se tienda puentes de acción entre Macri y los clubes de nuestro país.