Con seis títulos y una final de Copa Libertadores, el estadio de Lanús cumple 91 años

Por Federico Arcelli.

No hace falta ahondar en detalles para deducir que cada 24 de febrero es una fecha muy especial para los hinchas de Lanús. Es que se cumple un nuevo aniversario de la casa, nuestra casa, esa que supo ser protagonista de muchas hazañas y alegrías. Esa casa que las vivió todas, las buenas y las malas, pero que siempre supo salir adelante, ganándose el mote de «Fortaleza». Esa casa que hoy cumple 91 años, se encuentra más linda que nunca. Y va por muchos más.

Un poco de historia

El Granate tuvo su primer estadio a menos de diez cuadras de donde se ubica en la actualidad. Estaba situado entre las calles de Margarita Weild y Deheza, también en Lanús Este, donde se disputaron partidos durante 14 años. El 24 de febrero de 1929 se realizó la mudanza definitiva a los terrenos ubicados en las intersecciones de las calles General Arias (hoy Ramón Cabrero) y General Acha (hoy Héctor Guidi). Una cita geográfica y bien Granate que continúa hasta hoy.

El primer partido oficial en la nueva casa fue el 24 de marzo del mismo año. Allí, el equipo de la ciudad ganó, gustó y goleó 5-2 a Platense. Aquel partido iba a ser el comienzo de un pergamino intachable.

Partido de ida de la final de Lanús en la Copa Conmebol 1996.
Emotivo gol de Hugo Morales en 1997, tras la vuelta al fútbol luego de su enfermedad.

Lanús ha disputado numerosos partidos de Primera División, como también finales de Copa Conmebol, Copa Sudamericana, Copa Libertadores. Además, consiguió su último ascenso a primera división el 24 de mayo de 1992.

Lanús Campeón y último ascenso a Primera División.
Lanús y su último partido por la permanencia, en 2002.

De los seis títulos que tiene el Grana (Conmebol 96, Apertura 07, Sudamericana 2013, Primera División 2016, Copa Bicentenario 2016 y Supercopa Argentina 2016), sólo uno lo ganó en casa. Ese partido fue ante Ponte Preta (BRA), por la Copa Sudamericana 2013.

Clásico del Sur con victoria y posterior título de Lanús en 2016.

Si bien todavía queda la espina clavada por no haber tocado el cielo con las manos en la Copa Libertadores 2017, aquella final frente a Gremio seguirá tomando una mayor dimensión con el paso de los años. Más aún si repasamos las victorias heroicas frente a San Lorenzo y River, en cuartos y semis de la competencia. A pesar de no haber coronado, la participación del Granate en el certamen fue extraordinaria.

Lanús venció por penales a San Lorenzo en Cuartos de Final.
Heroica victoria de Lanús frente a River por las Semifinales.

Obras, obras y más obras

Con respecto a las obras del estadio, no vamos a descubrir nada al decir que su crecimiento ha sido fantástico y que las refacciones todavía continúan. A principios de los noventa, se tomó la decisión de reconstruir la antigua cancha de madera por la estructura de cemento que vemos hoy. Aquella obra finalizó en 2003, pero las construcciones siguientes fueron constantes. En 2006 se inauguraron las nuevas cabinas de transmisión para los medios, en 2008 se construyó por debajo de la tribuna «Héctor Solito» una lujosa hotelería para el fútbol amateur. En 2010 se techó la popular local y en 2014 se terminó de inaugurar la platea oficial del estadio, que incluye dos pisos de palcos para los hinchas, dos cabinas de transmisión para la televisión, oficinas de comisión directiva y un cómodo restaurante en planta baja para los socios y simpatizantes.