Separaron a tres gendarmes por abuso de autoridad en la cuarentena

El hecho ocurrió en la villa 1-11-14, del barrio porteño de Flores, cuando tres gendarmes actuaron con abuso de autoridad ante dos jóvenes que supuestamente habían violado el aislamiento obligatorio.

Como se puede percibir en las imágenes, los uniformados no se conformaron con retornarlos a sus casas, sino que también decidieron hacerlos caminar en cuclillas hasta sus hogares. Un vecino filmó desde su casa lo ocurrido en el lugar.

El video llegó a las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación, quienes le ordenaron a la cúpula de la Gendarmería Nacional una investigación interna. El subdirector nacional de la fuerza, Javier Lapalma, ordenó el pase inmediato a disponibilidad con inicio de actuaciones disciplinarias para los tres gendarmes identificados en las imágenes.

Por otro lado, cuatro miembros de la misma fuerza de seguridad son investigados por difundir en el altoparlante de un patrullero el audio de la película «La Purga» («The Purge», 2013), que alentaba a la población a cometer delitos, en La Matanza.

«Esto no es una prueba. Éste es un sistema de transmisiones de emergencia anunciando el inicio de la depuración anual, sancionada por el gobierno. Se autoriza el uso de armas de clase 4 e inferiores durante la depuración», indica el fragmento inicial del mensaje.

Y continúa: «Al sonar la sirena, todo y cualquier delito, incluido el asesinato, será legal durante 12 horas continuas. Los servicios policiales, de bomberos y médicos de emergencia no estarán disponibles hasta mañana a las 7 AM, al concluir la depuración».

«Benditos sean los nuevos padres de la patria y nuestro país, una Nación renacida, que Dios esté con ustedes», indica al final y comienza a sonar una alarma.

Como había dos móviles de la GN recorriendo aquella noche la zona, fueron relevados preventivamente de sus cargos los cuatro efectivos que estaban a bordo, mientras se investiga para identificar a los dos responsables del hecho.