Alberto Fernández: «Con los testeos rápidos tal vez pueda volver el fútbol»

«No saben lo que extraño el fútbol», deslizó Alberto Fernández en una entrevista reciente con la periodista Ángela Lerena, en TNT Sports. El presidente es futbolero y se nota. Sin embargo, toma los recaudos necesarios para explicar porqué el deporte más importante y simbólico del país no puede volver, al menos a corto plazo. Es que, para pensar en un retorno, hay que esperar a que los científicos argentinos terminen de producir los test rápidos que permiten saber en el momento si el futbolista padece o no de COVID-19. Y ese retorno, claro está, deberá ser sin público en las tribunas.

«No entendía porqué hay tanta dificultad para volver al fútbol si se puede jugar sin espectadores. Pero me explicaban que no es problema el temor del jugador a contagiarse, sino su convivencia. Muchos de ellos son jóvenes que viven con sus padres y no en las mejores condiciones. El miedo es llevar la infección a sus casas, donde varios de esos adultos son mayores», aseguró el presidente, esta vez en diálogo con C5N.

Leé también: AFA dará por finalizada la temporada 2019/20 del fútbol argentino

De este modo, el presidente detalló: «Tenemos que conseguir un sistema de testeos rápidos que revise a 30 jugadores en un día y se sepa que no tiene coronavirus. Así tal vez pueda volver el fútbol».

Eso sí, en caso de volver «tenemos que garantizar que los hinchas no estén y lo vean por TV. Esto le va a servir a la televisión, a los clubes para obtener ingresos y a los jugadores, que podrán estar en competencia».

En cuanto a la televisación de los partidos futuros, el Presidente comentó: “Estamos trabajando para que los argentinos tengan el derecho de ver algunos partidos gratis. Lo vamos a conseguir; las empresas y la AFA están hablando eso. Cada dos por tres me meten en la interna del fútbol, y yo tengo otros problemas, aunque sí me interesa que el fútbol funcione bien».

Desde AFA son optimistas y anuncian de manera extraoficial que el retorno a los entrenamientos podría darse en julio. De este modo, se podría pensar en la reapertura de la actividad a partir de septiembre. Dependerá de la decisión final del Ministerio de Salud de la Nación.

La fabricación de las pruebas rápidas de detección de COVID-19 ya se encuentra en marcha gracias al trabajo realizado por los científicos argentinos, entre los cuales se destaca Andrea Gamarnik, investigadora principal del CONICET oriunda de Lanús.

Los primeros diez mil ejemplares serán entregados al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, mientras se espera la producción de medio millón de test en un mes, para distribuir a los otros espacios demandados.