Cerró definitivamente la pizzería El Rubí: la dolorosa despedida de sus dueños

La legendaria pizzería El Rubí, ubicada en Ituzaingó al 1000, a metros de la estación Lanús, cerró sus puertas definitivamente, luego de 94 años de existencia. En el muro de Facebook de la pizzería, sus dueños escribieron una dolorosa despedida, que reproducimos a continuación.

Queremos agradecer a las personas que, durante todos estos años, hicieron historia con nosotros.

Sabemos que El Rubí fue parte de la vida de gran cantidad de vecinos de Lanús. La pizzería fue testigo de amistades, noviazgos, risas y llantos; buenos y malos momentos por más de 90 años.

El Rubí no distinguió en edad, genero, equipo futbol o ideología. Tampoco en clase social o económica, todo aquel con buenas intenciones era bienvenido. Todos nuestros clientes fueron importantes, los que venían por una porción o los que se llevaban 5 pizzas, los que tomaban agua o los que tomaban vino o cerveza, todos ellos fueron parte de nosotros.

La pizzería El Rubí fue una familia, una verdadera familia. Tenemos el orgullo de decirlo y sabemos que el vinculo que la pizzería logro con sus clientes, en estos tiempos que corren, prácticamente no existe.

Por eso, volvemos a decirlo, queremos agradecerles de corazón a todos ellos, a los que no se quedaron solo con el recuerdo, si no que siguieron viniendo, siguieron haciendo historia con nosotros.

Personas de todas las edades, gente nueva y gente de siempre. Esos abuelos y abuelas que trajeron a sus nietos y luego esos nietos trajeron a sus hijos.

Tenemos miles de anécdotas atesoradas, podríamos escribir por horas. Los que iban al cine (que depende la generación podía ser el National, el Sarmiento, el Ópera, el Palacio del Cine o el querido cine Rex) y luego venían por la pizza, los que se rateaban para venir, los que venían después de la visita al medico o se bajaban del tren en la Estación Lanús solo para comer una porción de pizza. Como olvidar a los hinchas de Lanús, siempre presentes. Nos han visitado personas de todas las localidades y partes del mundo para conocer la pizzería que frecuentaban sus padres, que ya no viven cerca.

También ha sido una gran escuela de pizzeros, muchos de ellos andan por el barrio y sirven unas muy buenas pizzas.

Criticas va a haber siempre, no se puede conformar a todos, tenemos claro que no podemos superar las expectativas de todos y decidimos quedarnos con los comentarios lindos y las buenas anécdotas. Tuvimos buenas intenciones y estamos más que orgullosos de eso. Más aún en los tiempos que corren y las adversidades de mantener un emprendimiento en este país.

También decirles que si algo fue parte de su vida y les hizo bien, lo sigan manteniendo. No se queden solo en el recuerdo, háganlo parte de su presente, no se priven de ser felices.

Queremos mandarle todo nuestro apoyo a las pizzerías, pastelerías y a todo el rubro gastronómico, especialmente a los del Conurbano. Esta pandemia nos ha pegado realmente duro. Pedimos que se implementen políticas para estos rubros, que son una gran fuente de trabajo y agradecemos a todas las personas que ayudan a estos emprendimientos, su compra por mínima que sea es muy agradecida.

El último tiempo fue muy difícil y esta pandemia nos ha golpeado realmente fuerte. Hoy la Pizzería El Rubí cierra sus puertas pero quedará para siempre abierta en sus corazones y en sus recuerdos.

¡¡Fueron los mejores clientes y los más leales!!

Cuídense mucho, sean muy felices y sigan haciendo historia.

Los queremos mucho🍕❤