Pruebas de la desidia: el gobierno bonaerense sabía de la pérdida de gas en la escuela de Moreno

Debieron haberse ocupado y no lo hicieron. Hay pruebas. Y lamentablemente hay dos muertos: Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, víctimas de la desidia del gobierno provincial de María Eugenia Vidal. Una investigación del diario Página/12 estableció rápidamente la responsabilidad de la gobernadora y el ministro de Educación provincial Gabriel Sánchez Zinny en la tragedia ocurrida el jueves 2 de agosto  en la escuela 49 de Moreno.

“Consta por escrito que un funcionario designado por Sánchez Zinny debía encargarse de los problemas de gas en las escuelas. Como delegado suyo, estaba obligado a ser el ejecutor de medidas que no fueron tomadas  a tiempo y causaron la muerte de Calamano y Rodríguez”, escribe el periodista Martín Granovsky.

 

“Para todos los bonaerenses, y también para mí, estos son días de duelo por el fallecimiento de Sandra y Rubén en la Escuela 49 de Moreno. Por respeto al duelo de las familias de las víctimas, y para evitar la utilización política que veo en ciertos sectores sobre esta tragedia, me mantengo en silencio hoy, pero vamos aclarar como siempre todo lo que sea necesario”, había tuiteado María Eugenia Vidal el viernes pasado. Tal vez si los hubiera respetado cuando estaban vivos, habría evitado que fueran víctimas.

Con absoluta claridad, en la carta de Calamano se lee “Reemplazo de cocina industrial””

Con absoluta claridad, puede leerse “Reemplazo de cocina industrial” como el punto B) de los reclamos de Calamano.  Y luego agrega: “Esperamos contar con la pronta solución a los problemas detectados por los especialistas e informamos a usted que desde el 04-04 y hasta que se solucione el problema del sector de cocina, sólo se recibirá en la institución lo que su oficina nos envía para el desayuno y no lo que corresponde a comedor”, escribió la propia Sandra Calamano en abril pasado.   “Sánchez Zinny no necesita esperar que un juez o un fiscal le eleven un requerimiento. Puede consultar su propio archivo y aportar por iniciativa propia, este lunes, esa carta de la vicedirectora y tres documentos públicos que obran en su poder”, escribe Granovsky en Página/12.

Vidal toma juramento a Gabriel Sánchez Zinny, ministro de Cultura y Educación de la provincia.

El diario menciona que la Direccion General de Escuelas de la provincia firmó el 28 de marzo pasado un acta-acuerdo entre Sánchez Zinny, el interventor o “avocador” designado por la DGE en el consejo escolar de Moreno, Sebastián Nasif y el intendente de Moreno Walter Festa. Uno de los puntos del acuerdo establece que al Consejo Escolar -“vale decir a Sánchez Zinny a través de su interventor Nasif”, explica Página/12-  le corresponde “el mantenimiento edilicio de tipo correctivo necesarios para garantizar el normal funcionamiento del servicio educativo, asegurando el funcionamiento de las instalaciones de los servicios, las condiciones de seguridad, estabilidad y habitabilidad”. Según explica el diario, “en la lista figuran obras parciales en instalaciones eléctricas, instalaciones sanitarias, cubiertas de techo, cerramientos parciales, limpieza de tanques y desagotes de pozos. Pero lo más importante está en el punto número uno: “Instalaciones de gas””.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *