Con los pibes, no: la policía de Lanús detuvo y golpeó a menores ante varios testigos en la 9 de julio

La policía local, que responde a las órdenes del intendente de Lanús, Néstor Grindetti, detuvo a cuatro menores de edad, que tenían entre 12 y 14 años, este miércoles. Los policías, que no tenían uniforme ni ninguna clase de identificación, golpearon a los menores con una violencia tal que indignó a los vecinos, que intervinieron para que dejaran de lastimarlos. Los chicos detenidos fueron trasladados a la Comisaría Segunda de Lanús y más tarde liberados.

El hecho ocurrió a plena luz del día en la calle 9 de Julio, en un supuesto operativo. Una trabajadora social que fue testigo de los hechos, y que no quiso dar su nombre por temor a posibles represalias, envió su testimonio escrito a La Unión de Lanús.

Cerca de las 18, detienen a 2 pibis de 14 años. Se les lleva la policía porque les acusaron de robo en Fravega de Lanus, 9 de julio y Anatole France. Ante este arrebato por parte de la policía, unas compas intervinieron, no lograron que no se les lleven, pero había dos pibis más. Unx de 14 y otrx de 12 años. Tenían un parlante, que usaban para cantar rap en el tren. Se sumaron muchxs vecinxs al reclamo inicial de que no se pueden llevar pibis detenidxs. Había mas de 100 personas alrededor, de las cuales cerca de 25 eran policías uniformados (parte de la local y parte de la bonaerense). También había policía de civil. Identificamos sólo a 3 en esta condición, pero no descartamos que fueran más. Cumplían diferentes funciones: dos estaban bardeando a las personas que estábamos abrazando a lxs pibis en medio de la ronda de gente, y a tode aquel que les defendieran. Y el poli de civil restante, nos convencía de que el nos podía ayudar e intentaba empatizar con les niñes para llevarles a la comisaría, diciendo que el les iba a defender. Finalmente, les llevaron a la comisaría, pero acompañadxs por nosotras, que éramos cerca de 15 mujeres.

Intervino la fiscalia de turno, se acercó la defensora del niñx, y también un concejal de Lanús [N de la R: fue el concejal Leandro Decuzzi, de Unidad Ciudadana/FPV]. Antes que se acumulen tantxs vecinxs a filmar y a apoyar la situación en la calle, los policías agarraron del cuello a la nena de 14 años, y redujeron en el suelo al nene de 12. Lxs pibxs tenían mucho miedo y estaban llorando. No querían ir a la comisaría ni subirse al patrullero. Les daba miedo. Todo fue en un ámbito de violencia horrible. Nosotras estuvimos ahí para poder garantizar que a les pibis no se les vulnere aún más, pero esto pasa todos los días en los barrios, es una excusa para bajar la edad de imputabilidad, necesitan números para llenar las listas de pibxs chorrxs.

Ya en la comisaría, con la defensora presente, a les pibis les apartaron, les revisaron porque ellxs decían que la policía les había lastimado, pero todo fue un «como si», una puesta en escena para mostrar que hacían su trabajo. A una compañera que estuvo presente desde el primer momento, también la lastimaron, le dejaron el brazo marcado porque la presionaron muy fuerte para que no intervenga.

A 3 de les pibis les vinieron a buscar familiares. Y el último fue llevado a su casa en patrullero cerca de las 12 de la noche, acompañaron en ese viaje 2 compañeras para asegurarse que se respeten los derechos del pibx. Al regresar a la comisaría las dos compas que acompañaron exigimos que se identifiquen todxs lxs oficiales actuantes, pero se negaron. Esto se les había solicitado en diversas oportunidades desde las 18 hs, y nunca accedieron a hacerlo. Ningunx tenía identificación en el uniforme, ningunx accedió a identificarse ante ninguna de las reiteradas solicitudes que se le han hecho. El parlante que inicialmente tenían lxs pibis no les fue devuelto. Y ante la exigencia de devolución, la respuesta fue que si lo quieren presenten una factura de compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *