Elisa Carrió, monstruosa: «Gracias a Dios se murió De la Sota»

La diputada Elisa Carrió lo hizo de nuevo. «Gracias a Dios se murió De la Sota», dijo en Córdoba, la provincia que gobernara el dirigente peronista, Carrió había viajado para apuntalar la campaña del diputado nacional Mario Negri, a quien le hizo un flaco favor, pero nada de eso importa: lo que importa es que una altísima dirigente de la coalición gobernante celebró la muerte de una persona.

Una vez que comenzaron las imágenes que la muestran llenándose la boca para exhibir su odio, los repudios desde todo el arco político no tardaron en llegar. Y la verdad es que el exabrupto indigna pero no sorprende en la misma persona que comparó el cuerpo de Santiago Maldonado con el de Walt Disney, o que sugirió que las multitudinarias exequias de Néstor Kirchner las había organizado Fuerza Bruta. Carrió es eso, y la muerte le produce una especie de rara excitación.

Una de las respuestas más dolidas, naturalmente, fue la de Candelaria de la Sota, hija del fallecido dirigente.

El precandidato presidencial Felipe Solá también se expresó.

El periodista Jorge Rial fue más allá y observó que hasta el momento ningún funcionario del gobierno había repudiado los dichos de Carrió.

Es una idea mía o ningún funcionario importante del gobierno salió a repudiar a @elisacarrio? Salvo que piensen como ella…

— JORGE RIAL (@rialjorge) 23 de abril de 2019

<

 

Una vez más, Elisa Carrió incitó al odio. Es más fuerte que ella. Después pidió perdón de una manera extraña, argumentando que no la habían entendido porque estaba en un mundo espiritual, etc. , pero no conformó a nadie. La gravedad de sus dichos entró en la historia negra de la política argentina.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.