Macri lo hizo: el país entero sin luz por primera vez en la historia

Nuestro país vivió un momento histórico, claramente en términos negativos. Durante la mañana del domingo se produjo un apagón total en la República Argentina que también afectó a ciudades de Uruguay, Chile y Paraguay. Se trata del primer corte masivo del suministro eléctrico en la historia del territorio.

El grave conflicto fue ocasionado por una falla importante en el sistema de transporte de energía entre Yacyretá y la central de Salto Grande. Previo a consumarse el hecho, se transmitió una alerta que fue ignorado por el propio gobierno nacional. Tras los oídos sordos de Cambiemos, se produjo un efecto dominó que ocasionó que el resto de las centrales dejaran de funcionar con normalidad.

Según la Secretaría de Gobierno de Energía, el apagón masivo se inició a las 7 de la mañana. Además, se reconoció un accionar nulo ante las señales que predecían que algo malo podía llegar a pasar. Las autoridades aclararon que el corte se produjo de manera automática, sin haber sido provocado por el personal de la empresa. Yacyretá, por su parte, dijo que la falla se generó en un ámbito ajeno a la entidad.

Edesur aseguró que «la falla en la red que originó el apagón a nivel nacional se originó en una conexión de transporte de electricidad entre las centrales de Yacyretá y Salto Grande, en el Litoral argentino. Esto activó las protecciones de centrales generadoras, que salieron de funcionamiento y produjeron el apagón».

Otro que llegó tarde a la solución del conflicto fue el presidente de la Nación, Mauricio Macri, que se refirió a lo sucedido siete horas después. ““Esta mañana se produjo un corte de energía eléctrica en todo el país debido a una falla en el sistema de transporte del litoral, cuyas causas aún no podemos precisar. Estamos trabajando para que todos puedan tener energía lo antes posible”, prometió.

El hecho inédito no preocupa sólo por su magnitud, sino también porque aún resta que prácticamente el 50% de la población recupere el sumistro. Cabe recordar que existen viviendas con familiares que dependen sí o sí de la energía. El problema se extiende también a los servicios públicos, como los trenes, pero principalmente a los hospitales, quienes estuvieron varias horas sin luz poniendo en peligro la vida de los pacientes.