La Justicia que no llega y el maltrato de cada día: la bronca de los familiares de las víctimas del ARA San Juan

Por Daniel Riera.

Los familiares de víctimas del hundimiento del submarino ARA San Juan quedaron disconformes y decepcionados por la proyección que se hizo ayer en el Consejo de la Magistratura de las imágenes del submarino que tomara el Seabed  Constructor, el buque que lo halló. Luis Tagliapietra  -abogado y padre del marino Alejandro Tagliapietra, desaparecido tras el naufragio del submarino- estuvo presente ayer y explicó los motivos de la decepción.

-La transmisión de los videos se hizo por streaming desde Caleta Olivia. Eso generó momentos de enorme pixelado, en los que no se veía prácticamente nada. Cuando empezamos a notar la mala calidad de las imágenes se lo dije al secretario, pero al promediar la exhibición y viendo que no había manera de arreglarlo, nos dijeron que el problema era el ancho de banda. Eso generó decepción y enojo entre los familiares. El secretario del juzgado aclaró que el problema era la transmisión y no del video, cosa que yo ya sabía porque lo había visto antes.

-En lo que vieron, ¿aparece algún indicio de las causas del hundimiento?
– El submarino está claramente colapsado. Es necesario que participe un equipo de peritos para dilucidar por qué terminó ahí. Por más que lo veamos 20 veces,  no tenemos el expertisse necesario para saber las causas. Los expertos en submarinos que hay en la causa pertenecen a la Armada: necesitamos peritos asépticos, independientes, que puedan determinar las causas de lo que pasó.

-La jueza Yáñez dijo que el ministro Oscar Aguad no iba a tener acceso a estas imágenes. ¿Fue efectivamente así?

-La jueza se reunió en secreto dos veces con Aguad y adujo después que el motivo de ambas reuniones fue decirles que no iba a tener acceso a esta prueba. Sin embargo, hoy la está viendo la comisión interna del Ministerio de Defensa. Ayer,  el submarinista de la Armada, el capitán Attis, nos explicó el video. Él ya lo había visto antes y adelantaba lo que íbamos a ver, para donde iba a ir el ROV (vehículo submarino de operación remota), etcétera. El Ministerio tuvo acceso a los videos y las fotos, y no nos notificó a los querellantes.

-¿Pidieron detalles de lo que iban viendo, o interrumpían a Attis cuando no entendían algo?

-No, para nada. Hubo un saludo muy frío y no  nos dieron la posibilidad de interactuar con ellos. Estábamos en el mismo edificio, pero a un piso de diferencia. No tuvimos contacto físico ni con la jueza ni con los peritos intervinientes. Por lo tanto no podíamos hacer preguntas ni cuestionar absolutamente nadie.

-Cuando se quejaron por la calidad de la imagen, ¿qué les dijeron?

-Que el familiar que quisiera verlos con buena calidad podía ir a Caleta Olivia. Como si fuera tan fácil.

-¿Y por qué no trajeron un disco externo o un DVD en lugar de hacer una transmisión por streaming?

-Es coherente con la política del juzgado, que a los abogados ni siquiera nos permiten sacar fotos del expediente. Ayer fueron muy estrictos a la hora de controlar que no ingresáramos con ningún electrónico.

-¿Hubo algún momento emotivo, fuerte, durante la transmisión?

-Cuando encontramos ropa:  un overol, un saco de gala, un bolso. Cuando lo vimos teníamos miedo de que fuera un cuerpo.

¿Y cómo se están llevando ahora los familiares con la Armada?

-Cada vez aumenta más la decepción respecto del accionar de la Fuerza. Ayer no quisieron hablar con nosotros y ahora van a hacer una conferencia de prensa.

-¿Cuál es su balance de lo ocurrido ayer?

-Si esto mismo hubiera pasado en diciembre, hubiera sido saludable. Cuatro meses después es una farsa.  Lo que tendría que haber pasado es un equipo que hiciera una pericia con esas imágenes. Eso todavía no pasó porque ese equipo de peritos no está formado.

-La jueza Yáñez dijo que está «cerca de una conclusión», en relación con los motivos del hundimiento, y que la Justicia está «en muchas mejores condiciones que el año pasado, cuando ni siquiera contaban con el submarino». También dijo que el ataque externo quedaba descartado.

-Si dijo eso, estoy de acuerdo. También es cierto que el submarino lo encontramos en virtud de la presión que generamos los familiares, porque ella nunca tomó una medida para impulsar la búsqueda. La búsqueda la impulsamos los familiares acampando 52 días en Plaza de Mayo y presionando al Poder Ejecutivo. Y terminamos embarcados los mismos familiares debido a la desconfianza que teníamos respecto al Poder Ejecutivo, y nos alejamos tres meses de nuestras familias y de nuestros trabajos, y hasta les dijimos que podían ir por acá, que filmen tal cosa, etc. Que el ataque externo está descartado parece verse a simple vista: yo estoy de acuerdo con eso, pero yo lo puedo decir y ella no. Íntimamente entiendo que no hay pruebas que remitan a ataques, pero no quiero adelantar conclusiones sin la debida prueba, porque mañana aparece un documento que diga lo contrario, y…  ¿de qué se disfraza la jueza? Es muy importante que se arme de un equipo de peritos que no tengan que ver ni con la Armada ni con el Gobierno: ella tiene el deber de objetividad y no está cumpliendo con él.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *