Capitalismo salvaje: echaron a un trabajador por colaborar con un comedor popular

Por Daniel Riera.

Sálvese quién pueda. El trabajador Osvaldo Scavone denunció que fue despedido de su trabajo -la fábrica de pastas Villa  D’ Agri, que abastece a varias marcas- por donar comida a comedores populares. Scavone recibía dos kilos de pastas gratuitas por semana de parte de la empresa y había decidido donarlos. Para engrosar la donación, a veces sumaba pastas que donaban sus compañeros y también compraba (y pagaba de su bolsillo) en los supermercados de la zona. Según explica Scavone, la decisión de despedirlo se origina en que en uno de los posteos del comedor popular con el que colabora, se alcanza a ver la marca de la donación: Carrefour. ¿Cuál sería el problema? ¿Qué tiene de malo?

Aquí, el posteo completo del señor Scavone, que al momento de la publicación de esta nota había sido compartido 8.300 veces. 

<

En diálogo con este periodista, el señor Scavone  agregó

«Estoy esperando que me llegue el telegrama que me dijo Alejandro García había enviado. Anoche fui a tomar mi turno lo llamaron a él y dijo que tenía prohibida la entrada, que hoy llegaba el telegrama, que no llegó todavía. Y si podés hacer algo para que está comedor reciba ayuda, te lo voy a agradecer, que de algo negativo salga algo positivo para el comedor. Lo mío de una u otra manera se va a resolver.

-¿Qué tiene de malo que se vean las marcas de los productos que usted donó al comedor? Eso es lo que no entiendo, qué es lo que los molestó tanto.

-Es una excusa para despedirme, hace semanas están despidiendo a cuenta gotas a empleados de  hasta 15 años de antigüedad . La causa es lo de menos: hacen que vayas a a litigio sabiendo que pierden y después te llaman a arreglar. –Entiendo. Como excusa es ridícula.

-Claro. Según los encargados, la empresa esperaba la reforma laboral y éste era un plan para sacarse gente.

Este periodista llamó reiteradas veces al teléfono de la empresa D’Agri,  con la intención de comunicarse con el señor García, de Recursos Humanos. No hubo respuesta alguna, más allá de los «Te tomo el mensaje», «Cuando lo vea, le aviso», y otros por el estilo. 

El Comedor Rayito de Luz de Ciudad Evita está ubicado en una zona muy humilde y tiene un horno a leña. Si se queda sin leña, no puede brindar su servicio a la comunidad. Los responsables del comedor compartieron en varias ocasiones posteos relativos a las comidas que allí se ofrecen, y en algunas ocasiones hicieron público su agradecimiento al señor Scavone por las donaciones. Uno de sus posteos, insólitamente, ocasionó el despido. 

<!-

<>