Hugo Yasky: «Grindetti forma parte del proyecto que tiene a Vidal y Macri como abanderados»

Por Federico Arcelli.

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, conversó con La Unión de Lanús, luego de confirmarse la realización del Congreso Nacional de la organización gremial en esta ciudad. En una entrevista a solas, Yasky analizó la coyuntura nacional, provincia y local y confió en que la derrota del macrismo de Lanús «será aún mayor en octubre».

-¿Cómo analiza la actualidad en nuestro país?

-El pueblo argentino produjo en las últimas elecciones una especie de terremoto político que se sintió en toda América Latina y el mundo. Mauricio Macri era el candidato de los grandes grupos financieros, no solo del poder dominante local, sino también de Donald Trump y el FMI. La derrota aplastante en las PASO desató un pronunciado declive a los pronósticos de los poderosos.

-¿En qué perjudica a los poderosos la derrota de Macri?

-Ellos querían seguir manteniendo en la región sur a un presidente como Bolsonaro que representa a la derecha y a los grupos económicos neoliberales. También, buscaban mantener a un Macri que les garantizara la armonía que ellos necesitan para continuar con el sometimiento de las mayorías populares. Analizamos este presente con una mezcla de dolor por el sufrimiento del pueblo, pero también estamos con la esperanza de que vamos a sacar la cabeza bajo el agua para empezar a recuperar nuestro país. Nos van a hacer caminar por las piedras calientes hasta diciembre.

-¿Cómo analiza desde el marco sindical la situación de los trabajadores?

-Es una coyuntura complicada. Si todo lo que estamos viviendo ahora hubiera sucedido luego del primer o segundo mandato de Macri sin dudas estaríamos en la calle convocando a marchas federales, paros generales y unificando estrategias con la CGT. Pero, hoy ese mismo movimiento serviría para que el oficialismo se victimice y acuse de golpista a la oposición. De esta manera facilitaríamos lo que ellos quieren, que es el tránsito de acá hasta octubre con algún tipo de explosión que les permita reposicionar un poco su expectativa. Se trata de un momento difícil en el que hay que maniobrar y dar respuestas a las necesidades de la gente.

-¿Qué respuestas tienen para esas necesidades?

-Los gremios estamos reclamando la cláusula gatillo. Asimismo, con la CGT evaluamos un reclamo común para la obtención de un bono de tres mil o cuatro mil pesos para los trabajadores. A su vez, buscamos un aumento de emergencia para los jubilados y atender la emergencia alimentaria, si es posible, llevando una iniciativa al propio Congreso. Entendemos que la salida es definitivamente política, no se sale del laberinto hoy en la calle sino votando en octubre. Queremos sepultar definitivamente al macrismo, a Vidal, si es posible a Larreta y recuperar las intendencias del conurbano. Es por eso que apoyamos al compañero Edgardo Depetri con mucha expectativa en Lanús. Necesitamos cambiar de escenario político de manera absoluta.

-Hay que respetar la fecha de elecciones y de asunción, entonces

-Exacto. Llama la atención que muchos empresarios que durante estos años aplaudían de pie a Macri, viéndolo como la gran esperanza del cambio, sean los mismos que hablan de entregar la presidencia antes de tiempo para que no se siga profundizando el daño. A nosotros no nos queda otra posibilidad que aferrarnos a la constitución, tratar por todos los medios que se cumplan las leyes electorales y que se respete el resultado. Debemos llegar al cambio de gobierno en paz para evitar que el pueblo no sea el que siempre pague estos conflictos.

-¿Qué opina de la decisión de Néstor Grindetti de separarse en campaña de Vidal y de Macri?

-Hay muchos intendentes que están aplicando la doctrina «camaleón», con el objetivo de cambiar de color y tratar de mimetizarse con los grises del vecinalismo. Así, buscan no asumir que fueron y son parte de un proyecto que tiene a Macri y Vidal como sus grandes abanderados. Es muy difícil para Grindetti desligarse, ya que él forma parte de ese verso que decía que venían a despegar y a conectar a la Argentina con el mundo a través de la lluvia de inversiones. Hoy estamos en una situación deplorable con inflación, recesión y con gobernantes que, en el caso de Macri y Vidal, recibieron una clara respuesta del electorado en agosto. Grindetti forma parte de todo eso y estoy seguro que su derrota en octubre será mayor.

-¿Por qué eligieron hacer el Congreso Nacional de la CTA en Lanús?

– Elegimos al Club Lanús porque sabemos lo que representa para la historia y la cultura de la ciudad y también para brindarle nuestro apoyo a la candidatura de Edgardo Depetri. Vamos a votar con nuestros delegados y delegadas el apoyo a la fórmula presidencial de Alberto y Cristina, a la provincial de Axel y Verónica y a la candidatura local de Edgardo, con la presencia de cuatro mil compañeros y compañeras.

-¿Qué dirigentes confirmaron asistencia?

-Axel Kicillof ya confirmó. La idea es que también esté Alberto Fernández, quien fue invitado, y por supuesto Edgardo Depetri y Nicolás Russo, con quienes estuve reunido hoy.

-¿En qué consistió tu visita a Lanús?

-Para charlar sobre el evento que vamos a realizar, pero también para debatir con Edgardo y con la gente del club Lanús la proyección política y la importancia que tiene, para nosotros, realizar el congreso acá. Creo que es la primera vez que vamos a tener la posibilidad de que un compañero como Edgardo, que ha tenido una gran trayectoria en la CTA, llegue a la intendencia.