Javier Parisi homenajeado en La Fortaleza: «Mi corazón está en Lanús»

Por Federico Arcelli.

Se tenía que decir y se dijo: John Lennon es de Lanús. En la previa del partido entre el Granate y Colón, Javier Parisi ingresó al campo de juego para recibir un reconocimiento que no olvidará jamás: una camiseta autografiada por el plantel profesional, a nombre suyo, mientras la totalidad del estadio lo ovacionaba.

Con mucha alegría y emoción, el John Lennon granate recordó momentos de su infancia y su reciente pasado en Gran Bretaña, donde protagonizó nada menos que al astro mundial en un musical apadrinado por los familiares y amigos del propio Lennon.

Javier Parisi exhibe su camiseta de Lanús en el mítico The Cavern de Liverpool.

-¿Cómo te sentiste al momento del reconocimiento?

-Viví un momento maravilloso. Cuando me tocó salir a la cancha se me vinieron un montón de sensaciones a la cabeza, un montón de imágenes de mi abuelo, que vino de Granada, España, para hacerse hincha de Lanús. También de mi mamá y de mí mismo, que desde chico soy fanático del club como ella. Son muchas las sensaciones porque mi familia sigue viviendo hasta el día de hoy a ocho cuadras de la cancha. En lo personal, practiqué handball cuando era chico, aunque no fui muy exitoso, ja. A mi hermano le fue mejor con tenis y básquet. Lo importante es que siempre tuvimos y tenemos el corazón en Lanús.

-Te tocó en pleno partido

-Para mí fue muy importante recibir este reconocimiento en el medio de un partido, entrar al campo, ver a la gente y escuchar sus aplausos para conmigo. Todos saben que soy hincha fanático de Lanús y que no hago estas cosas por un reconocimiento, sino que me sale natural. Me sale de forma natural mostrar la camiseta de Lanús por todo el mundo, como lo hice en el The Cavern de Liverpool, en medio de todos los ingleses. Hago estas cosas por el amor y la pasión que le tengo a mi club. Que me reconozcan mi pasión a nivel mundial, por llevar la camiseta a todos lados, para mí es una satisfacción inmensa. No sé si voy a poder dormir de tanta emoción. Fue maravilloso que me hayan entregado una camiseta firmada por Acosta, Sand y todo el plantel dirigida hacia mí. Estoy feliz.

-Se te vio feliz, pero la gente también se identificó mucho con vos

-Es que yo también lo siento de esa manera. Lanús es mi equipo, mi barrio, mi ciudad, y la gente lo siente igual. Lo que siento es que cuando yo viajo ellos también lo hacen conmigo y se sienten orgullosos por ver los colores de Lanús en cualquier rincón del mundo. Cuando entré a la cancha parecía un chico de siete años y si fuera por mí hubiera corrido por todos lados hasta que me vinieran a buscar, abrazando a todos en la tribuna o dando una vuelta olímpica. Contaba en la previa que uno de mis sueños era entrar al campo y dar un puntapié inicial. Cuando salí a la cancha dí unos pasos, encontré la pelota y le pegué. Para mí, este suceso fue igual al puntapié que hizo Evita en la inauguración de la cancha de Racing. Inolvidable.

-¿Cómo fue tu experiencia en Gran Bretaña durante estos meses?

-Fue una experiencia magnífica. Estar viviendo tres meses con familiares y amigos de Lennon y que me brinden tanto cariño es algo muy fuerte. Todos los días tengo contacto con ellos, incluso estaban al tanto del reconocimiento que iba a tener en Lanús. De tal modo que siguieron la transmisión desde Inglaterra. Hander Anderson, la mejor amiga de Lennon, me llama «sobrino». Hay un vínculo familiar impresionante que se suma a todo lo que aprendí allá.

-¿Cómo sigue tu gira?

-Se viene Ecuador, mientras vemos sobre la posibilidad de tocar en Argentina. También está la posibilidad de irnos en verano a Uruguay y a Brasil. A partir de abril viajaré a Europa para realizar giras en homanaje a Lennon en Budapest, República Checa y Polonia. Seguramente ermine en Inglaterra y en Irlanda.

-¿Te queda algún sueño más por cumplir?

-Sí, y pensé que se iba a dar hoy. Me hubiera gustado que en el momento de patear el penal, el Pepe Sand me llamara para ejecutarlo, ja. No se dio, lógicamente, pero estoy muy contento por él que está muy cerca de hacer historia.

-¿Se puede decir que trajiste suerte?

-Justo hablábamos sobre eso. El partido estaba tres a cero a favor nuestro cuando salí un segundo a comprar algo para comer. A la vuelta, me encontré con que Colón ya había descontado. Me pidieron por favor que me quede en el lugar donde estaba para no modificar la cábala. Si es necesario ir al mismo lugar de local y a todos los partidos de visitante, lo vamos a hacer.