Lanús empató en La Paternal y Rossi se convirtió en héroe

No nos vamos a engañar: el Grana no encontró nunca el partido y el 0 a 0 fue demasiado premio para una producción pobrísima. Durante largos pasajes, Argentinos se lo llevó por delante. Si no fuera porque Agustín Rossi se atajó todo, incluyendo un penal a Torrén, deberíamos haber perdido el partido. Fue un mal encuentro de Lanús, que no hizo pie nunca en la mitad de la cancha y dependió de contragolpes diversos, en el segundo tiempo. El equipo de Dabove lo desbordó por los dos laterales y lo manejó a un ritmo vertiginoso. ¿Pudimos haber ganado pese a todo? Así es. Sobre el final le mordieron un remate al Pepe en una jugada, y casi al minuto le pasó de largo a una asistencia perfecta de Marcelino. Cabe preguntarse si quizás no hubiese convenido intentar equilibrar la tenencia del balón en lugar de mantener tres delanteros en cancha. El hecho es que Agustín Rossi fue la gran figura del encuentro, y que la muy buena imagen dejada ante Godoy Cruz no volvió a repetirse. Ahora se viene la Copa Sudamericana: ojalá el miércoles, ante la Universidad Católica de Ecuador, el equipo se reencuentre con su funcionamiento.