Lanús se sumó a la campaña nacional «Barbijo Rojo», que asiste a víctimas de violencia de género

En la sesión extraordinaria de ayer, el Concejo Deliberante de Lanús aprobó por unanimidad la adhesión a la campaña “Barbijo Rojo”. Se trata de una iniciativa del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, con el objetivo de asistir a quienes son víctimas de violencia de género durante el aislamiento obligatorio.

Para activar el protocolo, hay que acercarse a una farmacia y solicitar el barbijo rojo. Quien atienda a la persona le dirá que el producto no se encuentra disponible, pero le tomará sus datos para comunicarse en cuanto ingrese el producto.

Con esos datos, el farmacéutico o farmacéutica se encargará de comunicarse a la línea 144 o al 911 para proporcionar la información recolectada y recibir asesoramiento sobre qué hacer en caso de que la víctima regrese.

La campaña también incluye folletería acerca de la línea 144, que será entregada a la víctima sólo si se encuentra sola y en caso de considerar que no corre peligro su vida si recibe la documentación.

“La adhesión a este programa va a facilitar el trabajo en conjunto con las farmacias, que son servicios de cercanía y siguen funcionando en el marco del aislamiento. Es sumamente necesario fortalecer y promocionar todas las herramientas del Estado nacional, provincial y local, ya que la violencia machista es también una pandemia que crece en este contexto”, aseguró la concejala del Frente de Todos-UC, Natalia Gradaschi.

La campaña “Barbijo Rojo” comenzó a implementarse en conjunto con la Federación de Farmacéuticos de Argentina, tras conocerse las cifras alarmantes vinculadas a violencia de género y femicidios durante el aislamiento obligatorio.

De acuerdo a los datos oficiales del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, las llamadas a la línea 144 aumentaron un 39 por ciento, mientras que el índice de femicidios indica que una mujer es asesinada cada 24 horas en nuestro país.